El abastecimiento estratégico como herramienta para aumentar la rentabilidad

A la luz de la situación económica y los grandes retos que enfrenta el ecosistema empresarial en la región, existen diversas alternativas que ayudan a las empresas a ser más eficientes, reducir costos y lograr así un mayor nivel de competitividad global. Aunque las ventas representan el motor de toda empresa, una orientación estratégica hacia el manejo y control de gastos genera un crecimiento de la rentabilidad, condición clave para la viabilidad y sustentabilidad de todo negocio.

Entre las herramientas que tienen las empresas a su alcance, el abastecimiento estratégico representa una metodología que permite generar eficiencias operativas a medio plazo de manera recurrente a través de la optimización del proceso de compras y contrataciones.    Esta metodología no afecta a los recursos humanos sino que más bien se enfoca en reducir los gastos a través de estrategias como la consolidación de compras, renegociación de contratos, análisis de mercado y alternativas de negociación, entre otros aspectos estratégicos del negocio.  El objetivo de esta metodología no solo es reducir los gastos de compras entre un 7% a un 15% en promedio sin afectar la calidad y el servicio de los bienes o servicios adquiridos sino también alinear los procesos de compras con los objetivos generales y la visión de la empresa.

Un estudio reciente de Accenture donde se analizaron los procesos de compras y contrataciones en cientos de empresas de diferentes tamaños e industrias a nivel mundial reveló que un 1% de reducción en el gasto de compras tiene el mismo efecto que un aumento del 10% en las ventas de una empresa.  Esto demuestra lo importante del control de compras a través del abastecimiento estratégico y su impacto sobre la rentabilidad. El abastecimiento estratégico representa una solución que integra distintas partes del negocio y que está diseñada a partir de cuatro dimensiones esenciales: estrategias, recursos, procesos y tecnología.  En este sentido, la metodología se centra en identificar aquellas categorías de gastos que tienen un mayor potencial de ahorro y puedan ser implementadas con mayor facilidad e impacto a corto plazo. Asimismo varían de acuerdo a la industria, tipo de empresa y volúmenes de compra que se comercializan.

En síntesis el abastecimiento estratégico es una oportunidad para las empresas de enfocarse en metodologías creativas que les permitan hacer más con menos en vistas de lograr una mayor rentabilidad para sus negocios.  Para mayor información me puede contactar en: msullivan@sullivanconsultingpr.com.